fbpx
Pan fresco siempre. Sugerencias de conservación del pan. - Pan fresco siempre. Sugerencias de conservación del pan.

Pan fresco siempre. Sugerencias de conservación del pan.

El pan es un alimento vivo y cambia con el paso de las horas y de los días. Una buena conservación hará que el pan dure mas tiempo y conserve mejor sus propiedades. 
 
Si cuentas con un pan que se haya elaborado lentamente y con fermentación natural (masa madre natural) ya de por sí tienen mejores propiedades de conservación. Además cuanto mayor sean las piezas mejor se conservará.  
 
Pero además si quieres conservar bien tu pan durante unos cuantos días mas es interesante que sigas estos consejos;
 
  • Lo mejor es mantenerlo en un sitio caliente y seco, en un lugar donde la temperatura pueda estar entre 20 y 30º. 
  • Podrías dejarlo en la misma bolsa de papel y si puedes envuélvelo en un paño de cocina. Estar a mas temperatura ayuda a que el pan no se degrade y pierda sus cualidades organolépticas.
  • Es muy recomendable envolverlo en lino o algodón, si es una bolsa pues mejor que mejor. 
  • No lo metas en la nevera. 
  • Las piezas mas grandes se conservan mejor que las pequeñas.
  • Las piezas grandes sin cortar mantendrán la textura mas tiempo y evitará que se oxide la miga. Con lo de oxidar me refiero a que el contacto directo con el aire “endurezca” la miga. 
 
Si te decantas por comprar mayor cantidad de pan e ir comiendolo en diferentes días una buena opción es congelarlo. 
 
Los panes artesanos de masa madre natural aceptan muy bien la descongelación ya que estos no han estado nunca precongelados. 
 
Siguiendo estas sencillas recomendaciones el pan lo podrás comer siempre como si fuera recién comprado: 
 
  • Congela el pan el mismo día que lo compras. 
  • Puedes congelar el pan cortado o en piezas. Así se congela mas rápido y después puedes utilizar solo lo que necesites. 
  • Envuelve el pan en un film de plástico bien envuelto. 
  • A la hora de descongelar el pan retiras el plástico y lo dejas a temperatura ambiente.
  • Luego lo humedeces levemente y le das un golpe de horno (4 o 5 minutos) y ya tienes el pan como nuevo. ¡Buen Provecho!

Compartir...

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email